VII MENSAJE DEL 5/10/2015

 

LOS DÍAS DEL ARCÁNGEL MIGUEL EL VII MENSAJE A SALVATORE VALENTI


Soy Miguel, General y Arcángel del Señor, estoy aquí con ustedes a instancias del Todopoderoso, no vine a darles nuevas revelaciones, sino a recordar la revelación o que Jesús  es el hijo de Dios y que es el camino, la verdad y la vida.

Sepan que cada vez que van a misa Jesús está vivo en la Eucaristía, así que vayan a misa todos los domingos y comuníquense con Jesús, la voluntad de Dios es que vivan el Evangelio y proclamen el Evangelio, como Jesús les enseñó.

No subestiméis a Satanás, porque es pérfido y fuerte, pero no temáis, porque Dios es  Todopoderoso y no os ha abandonado, sois vosotros los que no le buscáis, no culpéis a Dios por los dolores del mundo, si el hombre estuviera cerca de Dios, no habría dolor en el mundo, no tengáis miedo, Yo Arcángel Miguel os protejo y defiendo de todo mal.

No os sintáis oprimidos y solos porque Dios no os ha abandonado, me dijo Jesús para recordaros el discurso que hizo en el monte;

Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, porque a ellos se les mostrará misericordia.

Bienaventurados los de limpio corazón, porque  verán a Dios.

Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados seréis cuando os insulten, os persigan y, mintiendo, digan toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Gozaos y gozaos, porque grande es vuestra recompensa en los cielos.

m7.png